Nuevo alcalde de Sao Paulo apuesta a revitalizar degradado centro histórico de la ciudad

El nuevo alcalde de Sao Paulo, Joao Doria, estrenó este lunes (2) su mandato vestido con el uniforme de los encargados de recoger la basura con la tarea de «limpiar» la ciudad más grande de Latinoamérica, cuyo centro histórico degradado acumula promesas incumplidas de revitalización.
A las seis de la mañana, el empresario Doria hizo acto de presencia en la plaza 14 Bis, en la región céntrica de Sao Paulo, visiblemente descuidada y donde se concentran diariamente numerosos mendigos y adictos.

El empresario, de 59 años, se enfundó un impoluto uniforme de la empresa municiál de recoleccion y en compañía de los secretarios de su gabinete puso en marcha el programa «Cidade Linda».

«Somos servidores públicos, tenemos que levantarnos pronto, trabajar mucho y poner en orden la ciudad», explicó Doria ante decenas de fotógrafos, cámaras y periodistas esperando ver a su nuevo alcalde blandiendo la escoba para barrer las calles de la capital paulista.

La imagen sólo se reprodujo una vez y casi a instancias de los profesionales de la comunicación que le pidieron dar unas pasadas a los adoquines y recoger algún papel tirado. La campaña de Doria se caracterizó por furcios diversos, que según sus críticos evidenciaron su desconocimiento respecto de la realidad social del país.

«Todos estamos vestidos de basureros en una demostración de igualdad y humildad», comenta el nuevo y millonario alcalde, quien firmó una victoria en la primera vuelta de las elecciones municipales del pasado octubre con cerca de 8,5 millones de votantes.