A los 99 años la comparsa de Bola Preta convocó más de un millón de espectadores

El Cordao de Bola Preta, la comparsa más antigua de Río de Janeiro, demostró este sábado (25) su gran vitalidad: fundada hace 99 años atrajo a un poco más de un millón de espectadores a su desfile de carnaval. La multitud se concentró en la calle Primero de Marzo -en pleno centro de oficinas de Río- poco después de las nueve de la mañana y poco después los camiones de sonido comenzaron a entornar  «marchinhas», como son conocidas las tradicionales melodías del carnaval carioca, que suelen escucharse a la par del samba.

Durante el primer día oficial del carnaval miles de personas se fueron sumando a las ya repletas calles del centro de Río de Janeiro. «Quien no llora no mama; agarra, mi amor, el chupete», fueron las primeras estrofas que la orquesta entonó para animar la comparsa. Así comenzaron a marchar miles de personas disfrazadas en alusión a las bolas negras (bola preta) que distinguen al “bloco”.

Los participantes más veteranos se describieron como viejos seguidores que nunca han dejado de asistir a los desfiles. A pesar de los asaltos, y otros problemas que han empañado las presentaciones en los últimos años, la lealtad sigue en pie.

Igualmente fieles se mantuvieron la portabandera de la comparsa, la popular actriz Leandra Leal y la reina del bloco, la cantante María Rita, hija de la recordada Elis Regina.

«Tengo una gran pasión por el carnaval y me emociona mucho tan sólo hablar del Bola Preta. Aquí veo el cariño con que el pueblo trata el bloco», afirmó María Rita.

Uno de los cantantes más destacados este año en Bola Preta fue Neguinho de Beija-Flor. Intérprete de una de las escuelas de samba más populares de Río de Janeiro, admitió que su carrera en el carnaval se inició en esta antigua comparsa hace 44 años.

Para muchos habitantes y visitantes de la ciudad, el Cordao de Bola Preta es el símbolo de una tradición de carnaval para los oficinistas e intelectuales del centro de Río de Janeiro.

A diferencia de las tradicionales escuelas de samba, gigantescas asociaciones que desfilan para un público selecto en el Sambódromo, los blocos están abiertos gratuitamente a cualquier carioca o turista.