Santos es la mejor ciudad de Brasil para vivir después de los 60 años

El índice de Desarrollo Urbano para la Longevidad (IDL) –iniciativa del Instituto de Longevidad Mongeral Aegon y de la Escuela de Administración de Empresas de Sao Paulo de la Fundación Getulio Vargas (FGV/EAESP)- consideró a Santos -en el litoral de Sao Paulo- la mejor ciudad para vivir después de cumplir 60 años.

El estudio usó una metodología inédita, con el cruce de 63 indicadores divididos en siete variables (indicadores generales, cuidados de salud, bienestar, fianzas, habitación, educación y trabajo, cultura y relaciones interpersonales), de 498 ciudades brasileñas de gran y pequeña escala, evaluando incluso el clima.

Florianópolis, Porto Alegre, Niteroi, Sao José do Rio Preto, Ribeirao Preto, Jundiaí, Americana, Vitória y Campinas también encabezaron la lista.

El trabajo duró 14 meses, desde julio de 2015 hasta septiembre de 2016. “Uno de los objetivos principales de la investigación es mostrar al sector público que la ciudad tiene cualidades, pero también puede mejorar en muchos aspectos”, explicó a los medios locales Antonio Leitao, gerente del Instituto de Longevidad Mongeral Aegon.

En la actualidad, entre los 434.359 habitantes de Santos, 80.353 de ellos tienen más de 60 años, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

La economía de este municipio litoralense se destaca por presentar un pequeño porcentaje de población con baja renta, también por la elevada nota en cultura y socialización y por ser una de las cinco con mejor nota en bienestar.

“El hecho de que Santos lidere el ranking no significa que la ciudad no tenga problemas”, comentó Leitao. “La desigualdad en la distribución de la renta es un factor que merece atención”, concluyó.

Tres rankings fueron elaborados. Uno sobre el envejecimiento de la población en general, otro para personas con edades entre los 60 y 75 años y el tercero para aquellas encima de los 75.