Carnaval 2018: escolas cariocas buscarán donantes alternativos ante recortes públicos anunciados

Las escuelas de samba de Río de Janeiro buscarán alternativas para reponer los cuatro millones de dólares de subvención que el gobierno municipal les recortará para el año próximo. Según Jorge Castanheiro, presidente de la Liga Independiente de las Escuelas de Samba del Grupo Especial, no renunciarán a la fiesta a pesar de las dificultades.Castanheira dijo que pedirá ayuda a Marcelo Alves, presidente de Riotur (ente responsable del turismo en Río), para intentar obtener recursos. Uno de los objetivos es buscar aportes de empresas privadas, aunque ante la crisis financiera del país ha disminuido el interés de las organizaciones por invertir en el carnaval.

El alcalde de Río -el evangélico Joao Doria- ha mostrado públicamente su desacuerdo con el Carnaval, a la que considera una fiesta ajena a los principios de su religión.

Sin embargo, el presidente de Riotur confía que habrá un acuerdo. “Creo que es una polémica innecesaria. Habrá carnaval. No tengo la más mínima duda respecto a eso y aseguro que será aún mayor y mejor”, prometió.

Alves dijo que la entidad pretende adoptar un nuevo formato de marketing para el carnaval de las escuelas de samba, que permitiría triplicar los ingresos obtenidos con la explotación publicitaria de los espacios del sambódromo. “Hay potencial para mucho más”, dijo confiado.