Después de Río, gobierno de Sao Paulo anuncia que también reducirá aportes para Carnaval

En una reunión del Frente Nacional de Alcaldes este martes (20),  los mandatarios municipales de Río de Janeiro (el pastor evangélico Marcelo Crivella) y el socialdemócrata Joao Doria, alcalde de Sao Paulo, coincidieron en que las ciudades deben gastar menos dinero en promover las fiestas de Carnaval.En el encuentro que se celebró en Sao Paulo, Crivella reiteró que cortará a la mitad el subsidio que destina a las Escolas de Samba, un tijeretazo de unos dos millones de dólares, rechazado por la Liga de Escolas de Samba de Río, que amenazaron con suspender desfiles de una fiesta que genera ingresos millonarios para la ciudad.

El paulistano Doria se sumó a la tendencia y aseguró que «hay que mudar el sello del Carnaval, para que en vez de público pase a ser privado», advirtiendo que el gobierno municipal ayudará en la transición. Este año los gastos generales que tuvo el gobierno de Sao Paulo con el Carnaval superaron los 11,8 millones de dólares, incluyendo organización, divulgación, espectáculos artísticos, Escolas de Samba y comparsas callejeras (blocos).