Matiné: escolas de samba anticipan sus horarios para evitar violencia en Río de Janeiro

Portela y Unidos da Tijuca, dos de las organizaciones carnavalescas más tradicionales de Río de Janeiro, han tomado una decisión histórica: anticiparon el horario de sus competencias para elegir el samba que las representará el próximo Carnaval, de la noche a la tarde.

Sufriendo una crisis presupuestaria terminal, la ciudad de Río de Janeiro ha visto crecer los índices delictivos y ha debido pedir ayuda al Ejecutivo federal para que envíe militares a reforzar la seguridad callejera.

En ese marco, las Escolas de Samba optaron por renunciar a sus históricos horarios -de noche a madrugada- de fiesta al ritmo de samba. La mayoría de las sedes (galpones) de las escolas están ubicadas en barrios de clase media baja.

Portela, campeona del último Carnaval, solía hacer sus sesiones de samba, tragos y baile los viernes de las 23 horas en adelante. Ahora, la competencia para elegir su samba 2018 se celebra los domingos de las 17 a las 23.

«Cuando llegué a casa temprano mi mujer no lo podía creer, pero la cosa está fea en las calles; los propios músicos me pidieron el cambio y me pareció bastante razonable», dijo el presidente de Portela, Luis Carlos Magalhaes, a Folha de S. Paulo.

Unidos da Tijuca hizo algo similar: jueves de 18 a 23 horas, con happy hour, pero sin cobro de entrada para los fanáticos del samba que quieren participar de la disputa del mejor samba enredo para el próximo Carnaval.

En noviembre todas las escolas cariocas ya deben tener sus sambas enredos definidos y empezarán los ensayos. Según un sondeo entre los directivos de las agrupaciones, los horarios de los ensayos -que suelen ser abiertos al público y muy animados- también pasarán a ser en formato matiné.