Brasil y Argentina emprenderán acciones conjuntas para atraer a turistas de China

El ministro de Turismo de la Argentina, Gustavo Santos, y el titular del Instituto Brasileño de Turismo (Embratur), Vinicius Lummertz, acordaron realizar acciones de promoción turística conjunta en las principales ciudades chinas, como Beijing, Shangai y Guangzhou, tras una reunión que mantuvieron en Londres, en el marco de la Feria de Turismo World Travell Market.

«El mercado chino es muy grande y está en crecimiento. Tenemos el problema de la distancia, pero con una iniciativa conjunta todo resulta más sencillo, con menor costo y una logística más simplificada», dijo el representante de Embratur.

Desde que inició su gestión, el titular de la cartera de turismo argentino impulsó la necesidad de una acción de promoción conjunta entre los dos grandes países de Sudamérica, porque, destacó, «tenemos un destino común».
Santos dijo a su vez que «si ellos (los chinos) tienen la Muralla China, una de las maravillas del mundo, nosotros tenemos las Cataratas del Iguazú, que también lo son. Estamos hermanados en este ítem y necesitamos aproximar más nuestros pueblos, promover más toda esa riqueza».

El funcionario argentino pidió al titular de Embratur que sugiera al gobierno del Brasil un régimen más flexible respecto de las exigencias de visado para los turistas chinos, que cuando visitan Argentina con un visado de los Estados Unidos, tienen facilidad de ingreso en el país, pero necesitan una visa de entrada si quieren pasar al lado brasileño de las cataratas.

En tal sentido, Lummertz recordó que «desde el inicio, tanto nosotros como el ministro Santos consideramos que si cuando los visitantes asiáticos o americanos van para Europa visitan dos o mas países, ¿porqué no ofrecer lo mismo en América del Sur?».

China es mayor emisor de turistas internacionales del mundo, con 130 millones de personas que viajaron al exterior el año pasado.China es el país que más envía turistas internacionales para el resto del mundo, un flujo que llegó el año pasado hasta los 130 millones de chinos en el exterior.