Gobierno federal ofrece un salvavidas de u$s 2,5 millones al desfile de las escolas de samba de Río

El gobierno federal aportará ocho millones de reales (2,5 millones de dólares) al desfile de las escolas de samba de Río de Janeiro en febrero de 2018, que había perdido parte de la financiación del gobierno municipal liderado por el alcalde y pastor evangélico Marcelo Crivella y puso a los líderes de la famosa fiesta cerca de suspender los célebres desfiles.

Redacción de RB._ El ministro de Cultura, Sérgio Sá Leitão, informó este martes (28) que la donación para el célebre carnaval carioca estará compuesta por siete millones de reales (2,18 millones de dólares) del banco estatal Caixa Econômica Federal en forma de patrocinio, mientras que otro millón (320.000 dólares) saldrá de una normativa federal de incentivo a la cultura, la Ley Rouanet.

El aporte del Gobierno representará un alivio en las cuentas de las escuelas de samba, que amenazaron con no desfilar el próximo carnaval tras el anuncio hecho por Crivella, de reducir a la mitad los 26 millones de reales (8,1 millones de dólares) de subvención que aporta la alcaldía al desfile. En la época, Crivella aseguró que destinaría el dinero para pagar guarderías infantiles.

Tras el anuncio de Crivella, pastor evangélico y crítico del Carnaval, las escuelas de samba realizaron varios actos de protesta e incluso amenazaron con no desfilar, asegurando no disponer del dinero necesario para cubrir los gastos para su desfile.

En julio, el presidente Michel Temer se comprometió a aportar los 13 millones de reales (4 millones de dólares) que el famoso desfile había perdido por parte del ayuntamiento carioca. Según Sá Leitão, pese al mal momento que atraviesa la economía brasileña, el Gobierno entendió la importancia que tiene apoyar el carnaval de Río, evento que inyecta cerca de 2.000 millones de reales (625 millones de dólares) a la economía local, y beneficia el sector de la restauración y del turismo.

El Carnaval «riega la economía como un toda, llega a mucha gente», aseguró Sá Leitão, para quien ayudar a Río es una manera de ayudar a todo Brasil. «Lo que sucede en Río repercuta en el resto del país», explicó.

El famoso desfile de las escuelas de samba del grupo especial está previsto para los días 12 y 13 de febrero en la famosa Avenida del Marqués de Sapucaí de Río de Janeiro. Según la empresa municipal de turismo, Riotur, el Carnaval de 2017 atrajo 1,1 millones de turistas a Río de Janeiro y movió 3.000 millones de reales (casi 1.000 millones de dólares).