Gobierno de Río de Janeiro lanzó su campaña para el Carnaval 2018: más prevención y menos represión

Más de siete millones de preservativos serán distribuidos en el carnaval de Río de Janeiro de este año, como parte de una campaña que busca concientizar al público en temas como el respeto a la mujer, el racismo, cuidado a los menores de edad y la homofobia, informaron este martes (30) fuentes oficiales.

Redacción de RB._ La campaña que se difundirá a través de las redes sociales, los vagones y las estaciones del metro tiene como objetivo prevenir incidentes durante la fiesta en el Sambódromo, el Boulevard Olímpico y durante los desfiles de las comparsas (blocos) que salen por toda la ciudad, señaló la Secretaría de Seguridad del estado de Río de Janeiro.

Con el uso de las etiquetas #CarnavalSeguro y #FoliãoConsciente la campaña ya comenzó la difusión de mensajes a través de Twitter, Facebook e Instagram.

La campaña responde a un trabajo conjunto de varias secretarías y autoridades estaduales y municipales de Río de Janeiro y de diferentes concesionarios que operan el transporte de la ciudad, que ha registrado un aumento de los índices de violencia desde hace más de un año y ha debido pedir el apoyo de fuerzas federales para enfrentar la violencia.

Desde los Juegos Olímpicos de 2016, Río de Janeiro afronta una severa crisis de seguridad, que obligó al Gobierno central a enviar a mediados del año pasado 10.000 uniformados, pero las autoridades descartaron el uso de las fuerzas armadas durante el carnaval.

La fiesta de este año en Río, que tendrá lugar entre el 10 y el 14 de febrero, contará con una inversión de 38,5 millones de reales (unos 12 millones de dólares), la mayor de su historia.

Riotur prevé que la fiesta más popular del país atraerá a seis millones de personas en las calles y recibirá un millón y medio de turistas, los cuales generarán un movimiento de 3.500 millones de reales (unos 1.090 millones de dólares) en la economía carioca.