Tras seis años de espera, Brasil liberó instalación de Free Shops en frontera con Argentina y Uruguay

La Receita Federal, el ente de cobro de impuestos de Brasil, reglamentó la instalación y y funcionamiento de tiendas libres de impuestos (Duty Free) que estén localizadas en ciudades de frontera terrestre. Al menos 11 municipios se verán beneficiados por la medida.

Redacción de RB._ Brasil cuenta en la actualidad con tiendas Duty Free en puertos y aeropuertos, donde se venden productos nacionales o extranjeros libres de tributos a los viajeros. Una ley aprobada en 2012 ya había autorizado la apertura de tiendas libres de impuestos en fronteras terrestres, pero la reglamentación estaba pendiente.

La regulación del ingreso determina que, en el caso de free shops en fronteras terrestres, el valor máximo de la cuota para la adquisición de productos es de US$ 300 cada mes hasta el 1 ° de julio, cuando hay previsión de reducción de esa cuota exenta hasta US$ 150. También hay límites cuantitativos en el caso de bebidas alcohólicas (12 litros), cigarrillos (20 paquetes), entre otros ítems.

Según la senadora Ana Amélia (PP-RS), redactora del proyecto que se convirtió en ley en 2012, había muchas quejas de los empresarios del comercio del lado brasileño que perdían a los consumidores que, al otro lado de la frontera, tenían disponibles tiendas libres de impuestos.

«Habrá competencia, pues habrá free shop a ambos lados», estima la senadora.

Turismo de compras

Según el auditor fiscal Felipe Mendes Moraes, jefe de la división de Despachos de Exportación y Regímenes Aduaneros de la Receita Federal, los brasileños que viajan a esas ciudades también podrán adquirir productos libres de impuestos, siempre que tengan un documento de identificación con CPF. «No hay una limitación para quien reside en el municipio, lo que hay (de exigencia) en la legislación de la Receita Federal es que sea viajero.»

La medida era aguardada por los municipios que comparten frontera terrestre con otros países. La expectativa es que la apertura de las tiendas estimule las economías locales y genere nuevos empleos. Sólo en Rio Grande do Sul, hay 11 municipios en la frontera con Uruguay y Argentina habilitados a recibir los free shops.

«Por ejemplo, en Santana do Livramento, ellos ya disfrutan directamente del movimiento que tiene en Rivera, del otro lado, pero ellos piensan que, teniendo (tiendas francas) en Brasil también, eso va a atraer turistas para adquirir en Brasil», explica el » presidente de la Confederación Nacional de los Municipios (CNM), Paulo Ziulkoski.

La demora en la regulación de la instalación de los free shops en frontera terrestre se debió a la necesidad de desarrollar un sistema para controlar los flujos comerciales de esos establecimientos. La Receita Federal trabaja para finalizar ese sistema y completar las pruebas de la plataforma. «Creo que en mayo el sistema ya estará finalizado para algunas pruebas», afirmó Moraes.