Después de la tragedia ecológica, el monumental museo de Inhotim quiere retomar la rutina

En enero de 2019, la ruptura de una represa de desechos mineros en la localidad de Brumadinho, en Minas Gerais, causó una tragedia ambiental y humana, con 246 muertos y 24 desaparecidos. A pocos kilómetros de allí, el Instituto Inhotim salió indemne del accidente, pero se vio afectado por el temor de los viajeros.

Redacción de RB._Inaugurado hace 13 años en medio de un jardín botánico 140 hectáreas y 4.500 especies botánicas, Inhotim es el mayor museo a cielo abierto de América Latina. Se trata de un deslumbrante predio ubicado a 60 kilómetros de Belo Horizonte (Minas Gerais), con 700 obras de artistas de todo el mundo desplegadas en medio de lagos y colinas. Todos los adjetivos de magnificencia son apropiados para describir al museo, el único en Brasil con una colección de arte contemporáneo de nivel internacional exhibida de forma permanente.

Inhotim cuenta con espacios de gastronomía de alto vuelo, y sus proporciones hacen imposible recorrerlo y disfrutarlo en un sólo día. Catalogado por la prensa local como un «parque de diversiones cool», el paseo será inolvidable para familias que aprecien la belleza del arte inserta en un marco natural, con obras desplegadas para la interacción con los visitantes y talleres de arte para el público infantil.

Desde Belo Horizonte se puede llegar al museo por una ruta en buen estado, y también en combis, en ambos casos desde la terminal de ómnibus de Belo Horizonte; los precios del traslado rondan los 66 reales ida y vuelta.

Es recomendable dormir una noche en Brumadinho, la ciudad más cercana a Inhotim, cuyo centro tampoco fue afectado por la ruptura de la represa. Allí, los guías le explicarán a los visitantes la importancia de la actividad turística para la economía de la ciudad, y les relatarán el accidente de enero, que redujo un tercio las visitas al museo, que sin embargo se mantuvo intocado tras la tragedia . Las entradas cuestan 44 reales, los niños de hasta 5 años no pagan y los miércoles el acceso es gratuito.