Río de Janeiro inauguró el mayor árbol de Navidad flotante de América del Sur

El Árbol de Brasil tiene una estructura de 70 metros y está ubicado en la Laguna Rodrigo de Freitas, en la zona sur de la capital carioca. Con casi un millón de lámparas LED y una inversión superior a los tres millones de dólares, la alegoría navideña estará abierta al público hasta el 6 de enero de 2020.

Una de las postales navideñas más tradicionales de Río de Janeiro fue inaugurada este fin de semana (14) con música y fuegos artificiales: el Árbol de Brasil, ubicado sobre las aguas de la Laguna Rodrigo de Freitas, en la zona sur de Río de Janeiro. La alegoría tiene una altura comparable a la de un edificio de 24 pisos, con un sofisticado sistema lumínico que cambia para mostrar diversos símbolos de las fiestas de fin de año como ángeles, copos de nieve, regalos, bastones y campanas que cambian de colores.

La estructura que celebra la Navidad es uno de los iconos de la capital carioca desde 1996. El árbol navideño está colocado sobre una estructura de once flotadores, y se mantiene encendido todos los días: de lunes a jueves de 19 horas a la una de la madrugada. Viernes, sábados y domingos el horario se extiende hasta las 2:00 am.

Visitar el árbol de la Laguna (Lagoa, en portugués) es uno de los rituales clásicos de la Navidad en Rio. El despliegue tecnológico sorprende a los vecinos y turistas, ya que se trata de 900 mil luces LED con un sofisticado sistema de cambio de imágenes cuya realización costó 13,6 millones de reales (aproximadamente 3,5 millones de dólares). La inversión corrió por cuenta de la empresa Light, proveedora del servicio de electricidad en el estado de Rio de Janeiro, y del sector público por la vía de beneficios fiscales para la empresa.

Según las autoridades locales, unas 400.000 personas visitarán el Árbol de Brasil hasta el 6 de enero. Un estudio de la Fundación Getulio Vargas estima que 10% de los visitantes de la atracción llegan desde fuera de Rio, y que durante el despliegue se generan 3.800 empleos en los alrededores.

Después del Carnaval y el Reveillón (fiesta de fin de año), la inauguración del Árbol de Brasil es el mayor evento anual de la ciudad de Rio de Janeiro, y está oficializada en el calendario oficial del estado.