Preparándose para el Carnaval, bares de Río de Janeiro lanzaron «olimpiada etílica»

La ciudad de Río de Janeiro, uno de los iconos turísticos de Brasil, lanzó esta semana una peculiar convocatoria para quienes frecuenten algunos de los locales más tradicionales de la capital: una edición de los Juegos Olímpicos con categorías como dardos, metegol, carrera de bandejas o pulseadas.

La celebración se extenderá hasta el 9 de febrero, en una red de diez bares diseminados en distintos barrios cariocas. «Jogos de Botequim» (Juegos de Botiquín) convocará durante cinco semanas a «atletas» de disciplinas como acertar maníes en la boca del compañero de juego («frescobol de amenddoim»); lanzar pelotas de ping pong a vasos llenos de cerveza («beerpong»); metegol (futbolito, fulbito de mesa); competencia de pulso, lanzamiento de posavasos («pega bolacha») y búsqueda del tesoro («baratona»). En cada caso las reglas están bien establecidas y los premios a los ganadores incluyen medallas, camisetas, vasos alegóricos y vales para consumir diversas bebidas espirituosas.

Las olimpiadas etílicas tendrán un cierre a pura fiesta el día 15 de febrero, en el Galpón Gamboa, en la zona portuaria de Río de Janeiro. Allí habrá kioscos y música de carnaval, para seguir entrando en el clima del mayor evento del calendario festivo de la ciudad. El costo de participar en cada evento ronda los 60 a 165 reales por persona, y sólo se pueden anotar mayores de 18 años.

Los «Jogos de Botequim» son el primer evento de Brasil que reúne rutinas típicas de los bares en un formato de competencia única, en disputas celebradas en los propios locales.

En medio de un calor récord, este verano Río se prepara para el Carnaval con diversos eventos destinados a convocar a locales y turistas. En el caso de los «Jogos de Botequim», la iniciativa corre por cuenta de entidades públicas y privadas como el ente municipal de turismo, Riotur, la cámara que agrupa a los propietarios de bares de la ciudad, SindRio, y una decena de patrocinantes privados.

Los botecos (bares, bodegones, fondas) de Río de Janeiro son los lugares tradicionales de reunión de los cariocas y varios de ellos han sido declarados Patrimonio Inmaterial de la Ciudad. De la zona sur a la zona norte, los bares son espacios de confraternización que reflejan un rasgo característico de sus habitantes: el aprecio por la informalidad y la tertulia.

Este año y por primera vez, el Carnaval de Río de Janeiro tendrá una duración oficial de 50 días; comenzó el 12 de enero y finalizará el 1 de marzo de 2020. Durante estas semanas habrá diversos eventos culturales de calentamiento -especialmente comparsas y ensayos- hasta la celebración máxima que se lleva a cabo entre los días 21 y 25 de febrero, con los desfiles de las escalas en el Sambódromo y más de 500 comparsas diseminadas por toda la ciudad.

Más información:

VisitBrazil.com
Riotur.com
https://www.sympla.com.br/jogosdebotequim

Fotos: Embratur; Riotur y SindRio