Camboriú: los mejores planes para pasar el carnaval en la «Dubai brasileña»

La ciudad cartaginense de Camboriú es un clásico, y una de las razones es su fácil acceso. Entre morros verdes y playas apacibles, se trata de una opción ideal para disfrutar para quienes van en auto o avión, y este año suma novedades a sus paseos clásicos.

Primera parada, la costanera principal de la ciudad, que se extiende por unos siete kilómetros, con kioscos y alquiler de sillas. Pero no todo es igual en el paseo: el trecho más agradable está en la Barra Norte, con arena más fina y mar calmo. Del extremo norte de la playa sale una pasarela de madera que bordea un morro hasta Praia Brava, con fuerte oleaje, como su nombre lo indica.

En la Barra Sul de la costanera está el punto de embarque del célebre teleférico del Parque Unipraias, donde la vista en medio del bosque tropical es imperdible. Un clásico de la ciudad, que igual vale la pena repetir en cada visita. Del otro lado del morro es posible llegar a la playa de Laranjeiras, incluso en tirolesa, una opción para los más audaces.

Este año la ciudad -también conocida como «la Dubai brasileña»- presenta novedades importantes: las playas de Estaleiro y Estaleirinho, dos de las mejores de Camboriú, recibieron la certificación del programa internacional Bandera Azul, que reconoce la calidad del agua, la seguridad y la educación ambiental.

Brasil tiene ya 19 lugares distinguidos con el sello Bandera Azul, pero Santa Catarina es el estado con más certificaciones del programa global. La marina Tedesco, también ubicada en Camboriú y referencia para el turismo náutico de lujo, recibió a fines del año pasado el codiciado certificado, otorgado por un jurado que sesiona en la ciudad danesa de Copenhague.

A sus tradicionales morros con naturaleza preservada y playas de ensueño, casas nocturnas, gastronomía sofisticada, paseos en barco y la mayor oferta de hoteles y posadas de Santa Catarina, Camboriú sumó este año dos nuevas atracciones. La primera es un acuario de 2.000 metros cuadrados, en el barrio Barra Sul, con 250 especies diferentes, entre ellas pingüinos y pirarucus, considerado el mayor pez de agua dulce, con ejemplares que pueden pesar 60 kilos y mediar hasta dos metros. El Oceanic Aquarium está dividido en cuatro áreas, cuenta con simulador de olas, techos retráctiles y hasta un túnel en el que los visitantes podrán sentir la sensación de pasear en medio del mar.

Inspirado en museos de ciencias de Estados Unidos y Europa, también está el Museo de las Ilusiones. Se trata del único museo en su tipo en América Latina, con más de 50 atracciones con experiencias divertidas e ilusiones ópticas que desafían al cerebro y la razón, que permanecerá en Camboriú hasta marzo en el Balneario Shopping.

A 37 kilómetros de Camboriú, en la ciudad de Penha, está el Beto Carrero World, uno de los mayores parques temáticos de Suramérica. Y también en las vecinas ciudades de Porto Belo y Tijucas hay centros de compras con outlets y precios muy convenientes.

Para Carnaval, además de las más conocidas playas Central, do Buraco, do Canto, de Laranjeiras, Taquaras y Taquarinhas, do Pinho, Estaleiro y Estaleirinho, están los desfiles y fiestas alegóricos. Animados, no llegan a generar las multitudes de los megacarnavales de Río de Janeiro o Recife, pero son divertidos y concurridos en la medida justa.

El «Carnamboriú» incluye una veintena de blocos (comparsas), trios eléctricos, desfiles para adultos y niños. La mayoría de las atracciones son gratuitas, salvo aquellas que exigen un «abadá» (credencial) para ciertos segmentos. La mayoría de las actividades se desarrollan en la Avenida Atlántica, y los horarios se publican en la web y diarios impresos que se venden en la ciudad.

Camboriú es la segunda mayor ciudad del litoral de Santa Catarina -la primera es Florianópolis- y en gran parte por su buena calidad de vida se ha consagrado como la tercera ciudad del país con las propiedades mejor valuadas, detrás de Río de Janeiro y São Paulo.

Cómo llegar:

Además del cercano aeropuerto de Navegantes, a 20 kilómetros de Camboriú y a unos 90 de la capital del estado, Florianópolis, a Camboriú se puede llegar por automóvil desde Asunción (BR-122), un viaje que demandará unas 16 horas de duración.

Más información:

VisitBrazil.com

Balneário Camboriú