Campaña: el turismo de Brasil apuesta al futuro próximo e invita a visitar el país después del Coronavirus

Frente a la paralización global del turismo generada por el Coronavirus, el Embratur -Agencia Brasileña de Promoción Internacional del Turismo- lanzó esta semana una campaña en redes sociales en portugués, inglés y español recomendando a los turistas que «por el momento, es mejor quedarse en casa», pero invitando a los extranjeros a volver a Brasil cuando la crisis termine.

«En Brasil, los visitantes son bien recibidos y apreciados, pero por el momento es mejor quedarse en casa y disfrutar buenos momentos con tus seres queridos», dice el video de la campaña, con una duración de 38 segundos y un recorrido por paisajes icónicos de Brasil, que incluyen patrimonios naturales, arquitectónicos y culturales del mayor país suramericano.

«Esperamos tu visita, pero aguarda un poco, para cuando todo esté más tranquilo. Serás nuestro invitado de honor para que te enamores de un país continental, bonito por naturaleza. Cuando todo mejore, vendrás a amar y te encantarás con Brasil!», concluye el video institucional de Embratur.

Brasil recibe cerca de siete millones de turistas extranjeros por año, de los cuales cerca de 40% son argentinos. A continuación los visitantes más asiduos son los estadounidenses, seguido por los de países vecinos como Chile, Uruguay, Paraguay y Perú. El año pasado el gobierno brasileño, a través de Embratur, lanzó una campaña regional para divulgar al país como destino en América Latina, especialmente en Colombia y México.

«El turismo es la primera actividad que se resiente en una crisis y la última que se recupera, porque es un área que demanda mucha mano de obra y que tiene una capilaridad en muchos sectores. En una crisis como la actual, el público privilegia las necesidades básicas y luego piensa en viajes. Por eso en cuanto esto se resuelva tenemos que estar más fuertes para ayudar en la recuperación del turismo», dijo Gilson Machado Neto, director-presidente de Embratur.

En medio de la conmoción internacional por el COVID-19, Brasil no ha divulgado un plazo específico respecto de cuándo podría retomar las actividades económicas, pero la Confederación Nacional de Comercio de Bienes, Servicios y Turismo, que agrupa a empresas del sector, prevé pérdidas u$s 6.500 millones por el freno al turismo en el mercado local. En Brasil el turismo representa el 8% del PBI local y genera cerca de siete millones de empleos, directos e indirectos.

La Organización Mundial del Turismo, OMT, estima que una caída de entre el 20 y el 30% en la actividad global se podría traducir en un descenso de los ingresos del turismo mundial de entre 300.000 y 450.000 millones de dólares, casi un tercio de los 1.500 millones de dólares generados en 2019, según dijo la entidad en un comunicado divulgado esta semana.