Río de Janeiro reabrió al público sus principales atracciones turísticas

Cerradas desde marzo por la pandemia de Covid-19, las excursiones al Parque Nacional de Tijuca, el Cristo Redentor, el Pão de Açucar y otros célebres puntos turísticos cariocas comenzaron a recibir visitantes bajo estrictas medidas de bioseguridad.

Redacción de RB._ Con un espectáculo de luces y la presencia de todas las autoridades del sector, reabrieron al público varias de las atracciones más icónicas de Brasil: el Parque Nacional de Tijuca, el Tren del Corcovado, el parque de las Paineiras, el Cristo del Corcovado, el Pão de Açucar, el acuario AquaRio y Rio Star, la rueda mecánica más grande de América Latina.

El evento oficial de reapertura se llevó a cabo los días 14 y 15 de agosto, con la presencia de los ministros de Turismo, Marcelo Álvaro Antônio, y de Medio Ambiente, Ricardo Salles, y el presidente de Embratur (Agencia Brasileña de Promoción Turística Internacional), Gilson Machado Neto.

“Sufrimos la pandemia, pero sabemos que es temporal. Vivimos en el país que tiene el mayor potencial turístico del mundo. Principalmente para el turismo natural, al que la propia Organización Mundial del Turismo reconoce el de mayor potencial del mundo”, afirmó Machado Neto.

La ceremonia de reapertura se llevó a cabo en el Parque Nacional de Tijuca, el más visitado del país, con casi tres millones de personas en 2019. La selva de Tijuca fue declarada Parque Nacional en 1961, y está considerada la mayor selva urbana del mundo. Con 3.200 hectáreas, cuenta con atracciones históricas que se remontan a la época de la producción cafetalera y del Imperio, como la Capela Mayrink, el Açude da Solidão, Vista Chinesa y la Cascatinha. Con entrada gratuita , la selva de Tijuca mantiene su horario regular de 8 de la mañana a 5 de la tarde.

Los nuevos protocolos para visitar los puntos turísticos de Río de Janeiro incluyen la reducción de la capacidad de asientos en el Tren del Corcovado y la rueda Rio Star, la obligación de usar tapabocas, la medición de la temperatura corporal y distancia social entre visitantes y los trabajadores que atienden al público.

Fotos: Agencia Brasil y Divulgación.